sábado, marzo 29

Rejilla

Las cosas son más o menos un círculo y yo lo hago dar vueltas adentro de otros círculos y otras vueltas. Otros Todos generan movimiento. En cada círculo hay límites que son como trazos y de ellos se desprende el movimiento sin materia, sin trayectoria, sin tiempo y sin fuerza. Y yo estoy fuera del círculo para darle vueltas y adentro del círculo para mirar y mirarme. Mirar el reflejo de yo dándole vueltas al círculo en el movimiento, que es un espejo. Y si las cosas no son así las convierto, porque puedo. Las proceso con leche y con azúcar y te las hago tomar mientras me tomo tus cosas. Así funciona. Y si no funciona así lo convierto. Lo proceso con leche y con azúcar y me lo tomo hasta que la realidad me escupa sus licuados en la cara. Entonces crisis y de repente luz, trapo para limpiarse: las cosas son más o menos un cubo y yo le limo las aristas.

4 comentarios:

Vanryu dijo...

Tenés un don. ¿Te lo dije ya?
Deberías publicar vos, o algo.

... para mi, las cosas son más o menos como una intrincada combinación lógica de afirmaciones y negaciones lineales (algo así como un lenguaje binario, es decir, combinaciones lógicas de unos y ceros), organizadas (programadas) de una determinada manera por un ente creador cualesquiera sea, y que luego se mandó a guardar, así olímpicamente, luego de un tímido "Y si ahora le doy play, qué pasaría...?"
Ni falta hace decir que según esta lógica bien podríamos ser la version beta de éste programa "humanidad". O acaso no más que la primera de las pruebas que no colapsara inmediatamente.

.... pero tu versión es mucho más encantadora, y hasta ligeramente filosófica. Hace tiempo ya, un judío que sea llamaba baruch spinoza elaboró toda una teoría acerca de una ética impresa en la naturaleza misma, y que podía demostrarse según un orden geométrico.

Bueno, basta (tengo problemas para dejar de divagar cuando se tocan determinados temas).
Como siempre, un placer leerla.

Ary dijo...

Es cierto lo del don, cuando alguien te dice tenés un don creele y después ponele un hilito para no perderlo, o también atatelo en el dedo para no olvidarlo, aunque tambien lo de la doña y la soña o también lo de la sonia y sin querer se forma un abanico como de globos flotantes a tu alrededor que los podes ir pinchando con tiempo si estas aburrida o aburrido, depende del día o la tarde noche. Y esto de tomar te o tomar el té con cubos y también con circúlos y decir esto es perdón pensar también en culos y circos, pero como decía la que decía lo de té te: de los cubos se cae querido, de los cubos se cae, querido, de los círculos se pierde por el agujerito del mediom. Porque cada circúlo tiene un agujerito del medio que es el mismo. El mismo es su agujerito del medio y el té con masitas y limones pasa taranquilamente por el mismo medio del circúlo, es más simpático el circúlo y bobo también como yo. Pero no deja de tener su agujerito de sí mismo en el medio que viene a ser como un límite del circúlo: el límite es el centro el centro es el todo todo es el límite y se arma un gran quilombo que no se sabe donde está. Pero si están las masitas el té y el limón, te toman y te lo tomaste. En fin, me queda pendiente el asunto de los cubos pero de eso ya he escrito hace mucho pero mucho tiempo, saludos de teté.

Clementina dijo...

pero quéee pedazo de ñoquii.
(ambas)
porque a mí me pasa lo mismo.
=)
dale, hablemos.
xoooxo.

Clementina dijo...

yo tomo cianuro, mezclado con pvc y, cuando consigo paco.
flaca, es tan complicado esto de dejar ir..