domingo, julio 7

.

Lo inventaron para nosotros
una hora atrás de otra
la alegría y la alergia
de tener que despertarse
y después
volverse a dormir.
(la siesta
es la madre
de la ferocidad)
El atardecer es un caso de violencia
para los que no estamos del todo bien
pero tampoco mal
el atardecer es un caso de violencia sexual.
Espero todos los días
casi ansiosa
casi todos los días
lo espero sentadita
con las rodillas pegaditas
con los deditos de los pies en el aire
lo espero para que me cague a trompadas
y para que me chupe las heridas.

3 comentarios:

Aarón Ramos dijo...

qué bonito dices la verdad

Vanryu dijo...

Escribís como cayéndote por la escalera. A propósito.

TAMI dijo...

"pienso
que voy a decidir dejar de quererte
pero mañana
como la dieta.
Hijo único
hijo único de puta
qué lindo que estás hoy."

Sos muy genia.