viernes, agosto 6

Soy feroz.
No me gustan las mujeres diminutas
no me gustan los hombres con
sabor a papel de diario.
Soy feroz.
Quiero morir un día
y otro día quiero ser bella
y otro día quiero invitarte a pasear
y otro día quiero comerte cruda.
Soy feroz.
La luna llena me angustia la piel
me como a los niños
y a los amantes
y a las abuelitas.
Yo soy feroz.
Dicen de mí
que si dejás la ventana abierta
cuando te vas a dormir
te mastico las ganas
de despertarte al otro día
y te las vomito encima.

5 comentarios:

zзniт ℓ dijo...

Ya lo había puesto antes creo:

Eres grande.

paula dijo...

qué bueno lo que hacés

naka dijo...

Hay algo que me gusta en lo que escribis que no encuentro forma de expresarlo... quiza exista el adjetivo pero bueno, digamos que me gusta lo que escribis (aunque no es del tipo de literatura que mas disfruto).

Ah, y lo de la teoria de la relatividad... habia hablado con Magui y le dije que yo tampoco sabia realmente. Pero la teoria de la relatividad en realidad se separa en dos partes y digamos que trato de unir y explicar otras 2 teorias (que una tiene que ver con newton y la gravedad y la otra con electromagnetismo) que eran practicamente incompatibles.
Basicamente segun entiendo la teoria de la relatividad tiene que ver con que el espacio y tiempo depende del observador o algo asi...
Despues te peudo contar que la teoria de la relatividad se separa en la teoria general y la especial. La general tiene que ver con todo lo newtoniano de la gravedad mientras que la especial tiene que ver con cosas en las que no afecta la gravedad (creo).

De hecho me hiciste acordar que quiero bajarme algun libro sobre Einstein y ver bien que onda. Si, tengo uqe informarme mejor...

Espero no estar mintiendote.
Mucha suerte (:

PD: quiza en algunos años te lo puedo explicar bien.

La Condesa Sangrienta dijo...

Los hombres que saben a papel de diario pueden ser de Papel Prensa: cuidado!
No soy del Noral, no soy normal... pero me acerco a una de las dos posibilidades.
Saludos

Carla dijo...

somos todos feroces cuando nos toca.