martes, diciembre 22

No estoy bien
no,
pero estoy
demasiado.
Soy un
cacho de churrazco
sangrando
crudo
crudo
chorreando
nervioso y
casi mugiendo.
Estoy muy sola
muy desnuda y
no me acuerdo dónde
dejé los botones de mi vestido.
Y en pleno
fingir
que llevo guantes
para que a nadie se le caiga el monóculo
pienso
en todas las veces que
me quedé en casa
en vez de abrazar
y en cómo voy a cocinar la angustia
para la mesa navideña.
No estoy bien
pero
ni bien pueda
voy a.

8 comentarios:

magui the beessst. dijo...

yo te hago un pibe y medio a vos.

cecilia dijo...

te amo

Carlie dijo...

hay ximena como teamo como escribis.
y de los dos sentidos.

zзniт ℓ dijo...

Nunca se esta bien.

Ary dijo...

Los botones se escaparon de tu tiranía, se casaron, fueron felices y tuvieron muchos botoncitos.

ana dijo...

Me gusta mucho cómo escribís. Viva y realmente.
En especial me gustaron los posteos Stadt y Por salút, de enero. Creo que son mis favoritos.
No servirá de mucho, y no nos conoceremos, pero ahora que puedo firmar no está de más decirlo.

Un saludo, bella srita.

Vanryu dijo...

se me ocurre que sos una persona bastante amada vos.

aequinoctium dijo...

que no importen los monoculos de nadie!