lunes, agosto 24

Tus manos de tipo grande me hago chiquitita y trato de que no me exprimas. Todavía hay veces en las que pienso que si no me tocás no existo. Y todavía hay otras en las que con olfatearte obtengo todas las respuestas. Olés a tierra mojada y a caja de lápices. Yo todavía puedo abrazarte así y pasarte la nariz desde los hombros al mentón como si te estuviera arrancando un trocito. Me encanta. Te volvés carne y calor y siento que me hago tangible. Ya no. Ya no debo quiero decir y me desaparece la garganta así que no digo. Quiero decir. Y trago. Trago palabra por palabra y sonido por sonido. Trago. Todavía pero ya no debo. To-da-ví-a-pe-ro-ya-no-de-bo. Y me atraganto de pura gorda con el atracón de palabra que me doy.

2 comentarios:

Mibelungo dijo...

yo no iba a firmar...
pero lei y lei y lei y leí.
y no pude evitarlo...
pero no sirve de nada la nostalgia en esta instancia...

un besito

Anónimo dijo...

corte trenke piola la gilada fuma base en tu seno de locura y noseque cuantas coasa mas que siempre lo mismo y ble ble bla y amor, mucho de eso que es amor y siempre tuyo, siempre mia que se ya