viernes, agosto 8

No demasiado

Se puso perfume para que no la oliera
quiso esconder
se
miró el espejo y se vio un vacío
un vacío riquísimo en el ombligo se vio
liviana
pesó el vacío que es
ella nada más
descontó la ropa descontó el perfume
se sacó
el perfume para que la viera
y la vi
y tuve tanto vértigo que me dio
miedo
Me da miedo ella y caerme
me da miedo (querer) caerme.
Yo la vi imponente pero ella no
vio nada.
Ella se oyó impotente
Se vio atada
vestida
perfumada
llena de
podredumbre.
Tuve que
acercarme y poner una mano en su panza poner
las manos alrededor
del ombligo mirar
la
para que sintiera
su propia piel
moviéndose y
mi tacto
derritiéndose.
Vibro
me dijo.

4 comentarios:

Enredada dijo...

un escrito que me llenó de sensaciones...
muy buenoooo!
besos

vicisitud dijo...

este coso lo usaba para mis picos depresivos cuando solo escribía cosas escritas horriblemente.
y ahora lo uso para firmarle a franco. pero puede que lo reviva.

señora, la extraño un montón. señora, quiero verla. señora, quise decir, exijo verla.

mamamadi dijo...

y ahora le firmo como magui-mono-persona y le digo que aa, que cómo me gusta cómo escribe, señora.
y que muero de ganas de verla. pero no me muero, así la puedo ver :9

Ary dijo...

Experimento: pasar semanas sin desodorante ni perfume ni jabón perfumado ni jamón del diablo. No lo hagas, no se puede hacer, igual ya lo hice, es un camino de ida, del cual podés volver, pero igual da miedo no volver, da gusto no volver, ya volví.