lunes, noviembre 5

Mujer fatal y/o fetito de coso dónde bajo un (tu) pie.

Hoy pretendo despertarme corriendo y golpear la puerta con los puños si es necesario, con la cabeza si es necesario, con el pulso si es necesario, escuchar los sonidos de hombre esculpiendo universo y de universo escupiendo hombres y de locomotora pisando criaturas y de criatura comiendo las bestias de los hombres. Que el monstruo venga a abrirme la puerta, poder decirle que lo detesto y que le agradezco y que quisiera irrumpir en los secretos y pellizcarlos para que griten. Pretendo dictarte cartas y hacer que te las envíes y las leas en voz alta y que mis palabras en tu boca sean las mismas que en la mía. Hoy insisto en reírme a los gritos y llorar el octavo mar al mismo tiempo y que todo se suceda con la misma rapidez que adquiere el lubdup de los corazones de los gusanos cuando se están alimentando de mí. Transgredir. Hoy no es nada más que un pretender gigante y una acción más bien nula y mi propio lubdup adiquiriendo velocidad a medida que me alimento de vos.

4 comentarios:

... dijo...

Me gusta como transmitís tu intensidad.

... dijo...

Corrección: Me gusta como transmitís tu inmensidad (mejor ahora?).

Ary dijo...

Jupiter vuelve y se entrega, pero en realidad son sus hijos que estaban ahí adentro y se sentaban en el mismo banquete, ¿cómo es que siguen vivos?
Es que hicimos una ronda y solamente acariciamos la bola un rato cada uno y la vamos pasando. Ya hicimos las paces con papá, en realidad somos papá repartidos en cada uno, pero no nos dábamos cuenta.

Anónimo dijo...

fantástico.