jueves, septiembre 27

Miren que boluda que puedo ser

Cronodesia, el planeta que desechó toda teoría sobre el universo. Cronodesia es el astro que nos trajo finalmente la verdad de la milanga: el cosmos es una enorme muñeca rusa, una mamushka gigantesca. Planetas y canaletas que contienen otros planetas o imaginetas que están habitados por seres y estares contenedores de otros seres y pareceres (semejares) que se tornan o retornan dependiendo del materian del que están hechos.
La muñeca más grande, la que nos contiene a todos, es al parecer un bloque enorme de cemento que larga vapor por los poros y que a veces siente acidez. Un gran científico de proveniencia y permanencia dudosa, en su libro "Una mamushka gigante nos comió a todos" explica los sentimientos y las sensaciones como la ópera prima y un poco desafinada de la muñeca más pequeña, que tendría la forma y consistencia de una nube de vapor que larga cemento por los poros y que de vez en cuando toca el piano para que la muñeca más grande baile.
La teoría de la mamushka refuta tonta y totalmente la teoría algo anterior y algo ridícula de que los planetas no son más que perlas en el collar de una vieja fina bailando charleston sobre la nada.
Cronodesia, el cuarto planeta contando de atrás para adelante. Se comenta que la Tierra contiene a Cronodesia y que es asimismo contenida por quién sería la anteúltima muñeca: una bola de luz que de vez en cuando parpadea y nos deja a todos medio ciegos.

5 comentarios:

Vanryu dijo...

Ah, Cronodesia. El planeta que desechó toda teoría sobre el universo.
Bello lugar sin duda, me gustaría visitarlo.

María dijo...

Vanryu me dijo que eras genial, y vine. Y debo admitir que -al menos por esta vez- tuvo toda la razón.
Bienvenida a la lista de personas que me simpatizan. No desestimes este cumplido: los años me vuelven gruñona.

Un beso.

Ary dijo...

El problema es que las pintan de distinto color.
La cosa es que siempre hay una cosa grande y adentro una cosa más chiquitita que es la misma cosa, pintada de otro color confunde. Un dia vino un científico y dijo fractales. Oh fractales dijeron todos. Pero las muñecas rusas llegan hasta uno, mismo, digamos yo, que no soy muñeca ni rusa y pasan de largo y se hacen muy muy chiquititas como planetas atómicos. Y así sigue la milanesa.

MalditoPoetaSiniestro dijo...

Puedes decir "guau" o "wow" o como se te plazca, tal vez "que gran cabrón!", esta última me gusta más, verás, soy atómicamente masoquista.

...cuando vuelva con más tiempo leeré tus "boludeces", aquí en Colombia serían "güevonadas" o "maricadas"...en fin, me voy a estudiar, ah, no te había dicho, estudio medicina.

... dijo...

Me agradas... Hasta el punto en que me provocas morder un sillón.